Aplicaciones

Se calcula que en Europa el 70% de los síntomas por los cuales un paciente acude a su médico, no se corresponde con una enfermedad tal y como la conocemos.Aplicaciones Osteopatía El 70% de los padecimientos se deben a alteraciones funcionales. Estas alteraciones funcionales, en Osteopatía las llamamos disfunciones. La existencia de una disfunción en una estructura anatómica, altera su función, y esa “no correcta función” provocará síntomas que se pueden manifestar cerca de donde se encuentra la disfunción o en otra región del cuerpo debido a los mecanismos de compensación que tiene el cuerpo . La osteopatía es una medicina complementaria que se ocupa de las alteraciones funcionales. El trabajo del Osteópata consiste en buscar y detectar con sus manos las disfunciones responsables del padecimiento del paciente. Una vez localizadas y utilizando únicamente sus manos, intentará regular esas funciones inadecuadas. Al corregir las disfunciones se restaura la función normal de las estructuras y los síntomas que este mal funcionamiento provocaban, desaparecen. Para ello es imprescindible que el Osteópata tenga una adecuada formación (Eur Ost DO) que implica un profundo conocimiento del cuerpo humano y de su funcionamiento, así como una alta sensibilidad y destreza con las manos. Aplicaciones Osteopatía Las disfunciones pueden estar en cualquier estructura corporal: músculos, articulaciones, tejidos fasciales, vísceras,… y por tanto pueden provocar síntomas y padecimientos de cualquier índole. Este es la razón por la que la Osteopatía tiene gran variedad de aplicaciones. Los motivos por los que un paciente acude a su Osteópata pueden ser de lo más variado y no se ciñe únicamente a los padecimientos referentes al sistema musculo-esquelético. La mejora en las funciones corporales, acelera la recuperación de cualquier padecimiento.