COMO RECUPERARSE DE LOS EXCESOS NAVIDEÑOS

En las dos entradas anteriores hablábamos de cómo prepararnos y como minimizar las consecuenciasSopa de Ajo de las comidas navideñas, pero…lo hecho, hecho está. Ahora es momento de recuperarse y ponerse manos a la obra lo antes posible. En este momento vuelve a ser importantísima la hidratación con agua, que se puede incrementar con el aumento del consumo de caldos, cremas, purés, etc., los que, por desgracia, son cada vez más desconocidos en nuestra dieta. La humilde y riquísima sopa de ajo, el caldo de gallina, los zumos de frutas y los purés de verduras, la piña, las alcachofas y la borraja, con alguna manzanilla o menta y por supuesto el agua, son de libre y recomendado consumo para el día después. Y por qué no, un buen paseo, una buena siesta, un libro interesante, música agradable y la compañía de tu gente. Lo ideal sería preparar una dieta depurativa y poco energética los días que siguen a las celebraciones, no tirar la toalla y esperar al 2 ó 7 de enero para empezar a cuidarnos un poco. Zumos de frutas, caldos, purés, purrusalda, sopas, pueden ser un buen complemento a los excesos. Hay verduras y hortalizas depurativas y diuréticas, como las alcachofas, los espárragos, la borraja y la ortiga, y en el mercado existen preparados depurativos que favorecen el metabolismo del hígado y de la vesícula biliar, a base de la ya nombrada alcachofa, el cardo mariano, el diente de león y el rábano negro, entre otras. Que tengáis un buen fin de año y una mejor entrada al 2017. Dieta Depurativa