El Otoño: la estación más exigente del año

Como sabéis, desde hoy, a partir de las 16:21 horas el otoño está con nosotros. Esto supone un cambio brusco de temperaturas característico de esta estación y tendremos una solicitación muy exigente de los mecanismos de adaptación del cuerpo que, de no estar en buen estado pueden provocar un sensible deterioro de nuestro estado de salud.   Los síntomas que se manifiestan cuando tenemos dificultades de adaptación son de lo más variado: congestión nasal, mucosidad, problemas de garganta, cansancio, fatiga, dolor muscular, astenia, alteraciones en el sueño, falta de concentración, alteraciones digestivas, cambios de humor,…   Si te afecta todos los años y no quieres que este año te pase lo mejor es anticiparse y hacer un chequeo osteopático preventivo.   Además, existe en el mercado una gran variedad de productos naturales con propiedades inmunoestimulantes y/o adaptógenas (anti-estrés), que si están bien indicados por un profesional adecuado, son de un buen laboratorio y con la dosis correcta son muy eficaces, como son:
  • probióticos y/o prebióticos
  • suplementos vitamínicos
  • propóleo y/o equinácea
  • hongos inmunoestimulantes como Reishi, Shitake, Maitake, Champiñón del Sol
  • adaptógenos: Rhodiola, Gingseng
images Si ya los conocéis, los habéis tomado en otras ocasiones, y os han funcionado bien, es un buen momento para volver a tomarlos.   Si no los habéis tomado nunca es mejor que os dejéis asesorar por un profesional que valore individualmente y os recomiende lo más efectivo para vuestro caso.   Que paséis un buen otoño.