Niños

La Osteopatía empieza a conocerse ya en España como una medicina que complementa a nuestro sistema de salud, caracterizada sobre todo por su eficacia en el ámbito preventivo. La Osteopatía tiene un enfoque preventivo en la atención al niño. Actúa mejorando las alteraciones funcionales que, de no tratarse precozmente, pueden afectar seriamente a su crecimiento y desarrollo. Las alteraciones que más frecuentemente atendemos en la consulta son: -       Dolor de cabeza, cuello o espalda. -       Malas posturas. -       Alteraciones de columna (escoliosis,…). -       Alteraciones en el sueño. -       Alteraciones digestivas (estreñimiento,…). -       Alteraciones del crecimiento (dismetría,…). -       Alteraciones metabólicas: obesidad,… -       Alteraciones en la mordida. -       Alteraciones de la marcha: pie plano, pie torcido, rodillas torcidas -       Lesiones deportivas. -       Deformidades craneales -       Estrabismo (desviación de un ojo). -       Deficiente inmunidad: alergia, dermatitis,… -       Procesos inflamatorios: sinusitis, otitis, rinitis, mucosidad y constipados frecuentes,… Ante cualquier alteración observada es recomendable consultar con un Osteópata bien formado. Cuanto antes se actúa, mejor es el pronóstico.